se traspasa peluqueria

Traspaso de una Peluquería

Tiempo de lectura: 6 minutos

Recientemente he hecho una consultoría sobre el traspaso de una peluquería, alguien en este caso, de fuera del mundo de la belleza.

Mi Cliente quería invertir en el sector y me pidió asesoramiento sobre un salón que le habían ofrecido.

Tras la primera reunión donde vimos los datos aportados del salón y las inquietudes de mi Cliente, procedí al estudio de la propuesta.

Buscando información, me di cuenta de la falta de ésta que hay sobre nuestro sector y por ello me he decidido ha escribir este post.

Tanto para quién quiere traspasar su salón de peluquería, como para quien quiere comenzar como propietario.

1. ¿Qué es un traspaso?

Entendemos como traspaso de un negocio la venta o cesión de la titularidad y dirección del mismo a cambio de un importe pactado.

Dentro de ésta definición, podemos también verlo como una manera de sacar un rendimiento extra después de un periodo de lucha por el negocio, en lugar de cerrarlo sin más en momentos de cambio en la vida.

Ya sea por jubilación, motivos familiares o motivos familiares.

Lo que no se debe hacer, desde mi punto de vista no es ético, es que cuando nos va mal el negocio, adornarlo un poco e intentar traspasarle el muerto a otro/a.

Y si lo que estamos es buscando un salón de peluquería para traspasar, hay que tener mucho cuidado y estudiar bien las propuestas para que no nos la cuelen.

2. Puntos a valorar en el traspaso de una peluquería.

1. Imagen de marca

Muy importante, antes de seguir invirtiendo tipo en valorar un posible traspaso es averiguar como percibe el entorno ese salón en concreto.

Debemos de ser conscientes que una mala reputación es muy difícil y costoso quitarse de encima.

Podemos averiguarlo haciendo una pequeña Encuesta alrededor del local, también es muy útil ver las valoraciones en Google maps.

2. Estudio de mercado

Saber como evoluciona el mercado en la zona es importante, si hemos hecho la encuesta previa ya tendremos información.

Pero también habría que ver otra información, como por ejemplo el estado de la población de unos 2/3 km alrededor en temas de: edad, situación laboral y poder adquisitivo.

Estos datos los puedes encontrar en España en la web del INE (Instituto Nacional de Estadística).

3. Situación – Local e instalaciones

Donde se desarrolla la actividad es imprescindible, un local céntrico pero en una calle lateral y oculto puede ser un problema.

Google maps nos ofrece información muy buena y actualizada sobre el paso de personas por la zona.traspaso de una peluqueria

Por otro lado también hemos de ver y tomar nota de las instalaciones y estado en general del salón.

Puedes usar ésta plantilla para evaluar los salones que veas: Checklist para encontrar el local perfecto

Quizá no sea tan interesante el traspaso si hay que hacer una reforma integral y actualizar toda la aparatología.

También éste punto sea beneficioso a la hora de negociar el traspaso.

Pedir y revisar el contrato de alquiler, puede haber clausulas que impidan el traspaso del mismo y hay que tener en cuenta que si el traspaso es de un autónomo el arrendador nos puede subir hasta un 20% la renta.

En caso de que seamos nosotr@s quien queramos traspasar nuestro negocio, hay que tenerlo en cuenta a la hora de hacer la valoración.

4. Motivo del traspaso

No es lo mismo un traspaso por jubilación que uno porque el/la propietari@ esté hasta el moño del salón porque no consigue hacerlo rentable.

Ésto último, evidentemente, no nos lo van a decir, pero hemos de ser picar@s e intentar que no nos la cuelen.

Por ello es tan importante recabar datos en los que basar nuestra decisión y sobre todo no dejarnos presionar.

Es mejor perder un buen traspaso que cagarla con uno malo, pues nos puede hacer un agujero que nos dañe económica y emocionalmente.

5. Capital humano – El Equipo

Hay que tener en cuenta que en un principio son ellos los que van a mantener y fidelizar a la clientela cuando falte el/la propietari@.

Los empleados con experiencia son un valor tangible para la peluquería, pero si tienen mucha antigüedad y la asumimos con el traspaso, puede ser un problema en caso de despido.

Pon atención en el «Clima laboral» del equipo, cuál es su nivel de implicación con el salón.

6. Fondo de comercio – Clientela

Muchas veces lo que buscamos es ésto y la mayoría de esas veces es lo más difícil de cuantificar y valorar.

El estudio de este apartado nos va a llevar mucho tiempo, pero debe ser exhaustivo,  actualmente la inmensa mayoría de las peluquería ya están informatizadas y los programas nos van a dar los datos que necesitamos.

Los datos principales son: clientes activos (que visitan el salón al menos 2/3 veces al año), nº de vistas por cliente/año, nº de clientes nuevos/mes y nº de clientes en la base de datos con consentimiento LOPD firmado y actualizado.

7. Datos económicos – Importe del traspaso

Dato importante es contrastar lo que nos piden por el traspaso con los datos de rentabilidad del negocio.

Antes de analizar todos los datos has de tener en cuenta la falta de «transparencia» que históricamente han tenido éstos negocios, no es en todos, pero duda de un negocio donde su viabilidad está supeditada a economía sumergida.

Una vez aclarado ésto, lo mejor es pedir los libros presentados de los tres últimos años y si tu no sabes leerlos pide ayuda profesional, no suele ser un gasto excesivo y si muy recomendable.

En todo caso te dejo un enlace a una Excel que realicé para mi Cliente y que pudiera hacer una comparativa de varias opciones:

COMPARATIVA TRASPASO DE UNA PELUQUERÍA EN EXCEL

Aquí vamos a ver por encima los gastos, ingresos y beneficios.

Un dato importante también a valorar es el almacén, siempre desechando en esa valoración los productos desfasados (colores de temporadas anteriores que ya no se usan) y productos caducados o avejentados.

El importe del traspaso ha de ser facturado por el propietario anterior, pero tened en cuenta que este importe está exento de IVA y retenciones.

En ningún caso debes hacer pagos en «B» o en «efectivo» pues no lo podrás deducir de tu cuenta de explotación ni desgravar del impuesto de sociedades.

8. Tipo de negocio – Situación fiscal

Muchas de las peluquerías, sobre todo aquellas más antiguas, están sustentadas sobre la figura de un/una autónomo/a.

En éste caso revisar las cuentas es más difícil al no tener éstos la obligación de presentarlas y hemos de fiarnos de los datos que nos de, podemos pedirle la declaración de la renta y ver los rendimientos que ha declarado.

También en éste caso, como he puesto en la parte de local habría que analizar el contrato de arrendamiento pues podría tener una clausula de no subrrogación, lo que nos llevaría a tener que negociar también con el arrendador del local.

Más fácil nos lo ponen en caso de ser una sociedad, pues adquiriendo ésta nos quedamos con los derechos y mucho ojo, con las obligaciones y deudas.

Antes de adquirir una sociedad hay que ver que obligaciones y deudas tiene con hacienda y seguridad social además de un informe de capacidad crediticia.

9. ¿Es una franquicia?

En muchos casos una franquicia nos puede ayudar, en imagen de marca, precios competitivos, formación y ayuda en la gestión.

Pero también hay que ser consciente que conlleva gastos y obligaciones que de otro modo no tendríamos.

A la hora de valorar un traspaso de una franquicia, debemos ver todo lo que ésto conlleva, pues muchas tienen un contrato de obligado cumplimiento del que la única forma de escapar es endosándoselo a oto/a.

10. Know-How

Muchas peluquerías están basadas en un «Nombre propio», quiere decir que es el salón de…. esto no lleva a pensar ¿funcionará cuando la dueña o el dueño ya no esté?

Bien, pues es una buena pregunta y solo te la puedes responder Tú.

Solo será posible la continuidad si tu profesionalidad y saber hacer es igual o superior al anterior propietario/a.

También tiene mucho que ver en esto el Equipo del salón y su capacidad para fidelizar a la clintela.

Puede ser beneficioso el pactar un periodo de transición en el cual el anterior propietari@ nos acompañe al menos los dos primeros meses, esto le dará pie a entregarnos el mando y presentarnos a los clientes como sucesor/a.

11. Valoración emocional en el traspaso de una peluquería

Esto último se da sobre todo en los países latinos, donde vemos nuestros negocios como hijos o extensiones nuestras.

Al ser así nos cuesta mucho hacer una valoración objetiva del negocio, tendiendo a sobre valorarlo.

Y por último recordarte que estoy a tu disposición si necesitas ayuda con la decisión o el proyecto, escríbeme y lo comentamos

 

 

 

presupuesto de tesoreria para tu peluquería cash flow

Realizar un presupuesto financiero de peluquería

Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Por qué te preguntarás que tienes que hacer un presupuesto financiero de tu peluquería?

Bien pues es muy sencillo, para controlar tu negocio en lugar de que éste te controle a ti.

Este post surge de la necesidad vista por múltiples consultas que me habéis hecho por mail y de la última consultoría que hice para un salón de Sevilla.

Cuando nos ponemos a echar números, muchas veces nos asalta la duda de si estarán o no bien.

Si ésta partida de gastos es cómo debe ser o está demasiado inflada según mi facturación.

¿Cuánto más tengo que facturar para que me resulte rentable la peluquería?

Bien pues solo hay que ver donde va el dinero que entra.

Y para ello he hice una sencilla hoja de excel.

Totalmente configurable y muy sencilla de usar, porque quién no se ha puesto a buscar información por internet y después de leer mil post se ha quedado igual.

Porqué somos peluqueros no contables.

¿Qué es el CASH FLOW?

Cash flow o flujo de caja es la diferencia entre los ingresos y los gastos.cash fluw peluqueria presupuesto de tesorería excel

¿Y cómo nos afecta a la peluquería?

En primer lugar y muy directamente, para que tú, propietario de un salón de peluquería, puedas cobrar a fin de mes y te salgan los números.

No te has preguntado nunca a donde va el dinero, si, día a día no paras de trabajar.

Pues controlando nuestro flujo de caja podremos saberlo y lo que es más importante, preverlo.

Saber que meses tenemos que guardar para los que nos valla a faltar.

¿Para qué sirve un presupuesto financiero en una peluquería?

Presupuesto financiero de una peluqueríaNo solo en una peluquería, en todos los negocios más grandes o más pequeños es necesario hacer un presupuesto anual.

Sirve para adelantarnos a los flujos negativos de caja antes de que ocurran.

Para controlar los gastos.

Y para marcarse objetivos de facturación y de esta manera hacer las acciones de marketing necesarias para conseguirlo.

Para prever picos de más trabajo y poder buscar personal con tiempo.

O bien nos puede hacer ver que tenemos más personal del que debemos y quién es el menos productivo.

Esencialmente te facilita tener el control de tu negocio.

¿Un presupuesto financiero es como una contabilidad?

La contabilidad

La contabilidad es un sistema regido por normas estrictas que sirve para registrar todas las operaciones que se realizan en nuestro negocio.

Estos procesos y normas, las cuales están legisladas en la mayoría de los países, aportan una información exacta de la salud financiera y el estado de la empresa.

En la mayoría de los casos para aquellos que no tienen una mínima formación financiera, interpretar dicha contabilidad puede convertirse en algo imposible.

Por lo que finalmente acabamos contratando a un asesor contable para que la tenga al día y poder presentarla a la hacienda pública y tener al día los impuestos, pero no nos ayuda con la gestión de nuestra peluquería.

Un presupuesto financiero o de tesorería para una peluquería

Lo que desde aquí os quiero hacer llegar no es un sistema de contabilidad exacto.

Es un sistema fácilmente entendible y que nos ayuda a ver la salud de nuestro negocio y a tomar decisiones en función de las previsiones económicas que veamos.

Los datos que metamos en la hoja no han de ir cuadrados al céntimo como en la contabilidad, si bien es verdad que cuanto más exactos los pongamos será mejor.

¿Es difícil hacer un presupuesto financiero para una peluquería?

Presupuesto financiero de una peluquería previsión de crecimientoSi tenemos los datos del año anterior, es sumamente fácil, con la herramienta que te proporciono.

Solo debes meterlos en las celdas correspondientes y en los presupuestos calcular el margen de crecimiento deseado.

Te llevará rellenarlo a lo sumo una hora y otra media hora cada mes para ir actualizando datos y meditar sobre los resultados.

En total 13 horas al año que te ayudaran a rentabilizar más tu salón de peluquería.

¿Cómo empiezo?

  1. Descarga la hoja de excel desde el siguiente botón:
    DESCARGAR
  2. Rellena las celdas en azul desde la hoja «Inicio» y el resto de hojas consecutivamente.
  3. Si tienes dudas puedes ver el vídeo de uso y guiarte por la hoja de ejemplo.
  4. Importante, guarda siempre una copia original y sin datos de la plantilla descargada por si borras formulas por error.
  5. Quedo a tu disposición por si tienes alguna duda.
  6. Recuerda que la plantilla de excel que vas a descargar no sustituye en ningún caso a la contabilidad oficial.

Si te ha ayudado ésta herramienta para tu negocio o tienes dudas sobre su uso, por favor déjame tu comentario para que te pueda ayudar.

¿Cuánto tengo que facturar para hacer rentable la peluquería?

Tiempo de lectura: 11 minutos

5 puntos a seguir para hacer rentable una peluquería

¿Cuánto tengo que facturar para hacer rentable la peluquería?

Enfocado principalmente a un salón donde más de 80% de la clientela sean mujeres.

Es la gran pregunta que nos hacemos cuando llevamos un par de años abiertos y vemos que hay trabajo pero seguimos sin llegar a fin de mes.

Y no es lo mismo para todos, depende de muchos factores y los objetivos que tengamos.

Básicamente, tenemos que facturar más de lo que gastamos.

Vamos a desarrollar 6 puntos que nos dirán aproximadamente el volumen de facturación que tenemos que tener para conseguirlo.

1. Gastos fijos

Los gastos fijos en peluquería es la partida de gastos más importante y la que nos va a marcar nuestro punto de partida para saber esa cifra que hace rentable la peluquería.

Ya hemos hablado de éste tema más a fondo en otro post, pero lo trataremos otra vez aquí, de todas formas te dejo un Link (Analiza los costes fijos de tú salón) para que puedas revisarlo.

En éste caso vamos a ver lo que más repercuten en ésta partida de gastos, si quieres afinar más en el link del párrafo anterior tienes las claves.

Bien vamos a ello, en primer lugar lo ideal sería que usaras la hoja de cálculo que puedes descargar de nuestra web, pero si no tienes, con papel, lápiz y una calculadora es suficiente.

Para calcular necesitas buscar éstas cifras, puedes hacerlo mensual o anual, si lo haces anual recuerda que luego has de dividir entre 12.

  1. Coste de personal (sueldo bruto -incluido el tuyo- + coste de seguridad social que paga la Empresa)
  2. Alquiler/hipoteca
  3. Luz/agua (costo base – iluminación y climatización del local).
  4. Teléfono/Internet
  5. Gestoría
  6. Créditos/leasing/renting del negocio.
  7. Publicidad (cuando se invierte un importe fijo todos los meses para promocionar la peluquería).

Un vez tengas estos datos sumarlos y ya tenemos la primera cifra.

Tienes que tener muy presentes estos datos, pues es lo que nos cuesta abrir la peluquería cada día la peluquería, entren clientes o no.

2. Gastos variables en peluquería

Es el coste imputable a cada venta o servicio.

O por decirlo de otra manera, es el coste que tiene cada servicio/producto que hagamos, lo cobremos o no.

Dentro de éste apartado están:

  1. Compras de producto para venta o servicios (tintes, oxigenadas, champús, tratamiento, styling, …).
  2. Comisiones que paguemos a nuestros empleados por producción.
  3. Luz/agua (secador/climazon y agua caliente/fría de los lavacabezas).
  4. Publicidad (cuando se hace puntualmente para promocionar un determinado producto/servicio).

En el punto 3 de los gastos fijos y variables tenemos las luz/agua, puede ser un poco complicado separarlos, por ello y para simplificar puedes imputarlo todo como gasto fijo.

Pero siempre teniendo en cuenta que también es un gasto variable.

3. Porcentajes «ideales de facturación en servicios»

Veamos cuales son los porcentajes ideales de tipos de servicios en peluquería que debemos tener, seguramente en tu caso no es así, pero debes tenerlo como objetivo.

Primero vamos a diferenciar las áreas de facturación del salón:

  1. Trabajos de color.
  2. Peinado.
  3. Corte.
  4. Todos los demás (si, en la mayoría de los casos éstos servicios son residuales, incluidos los alisados o extensiones, no siendo siempre rentables para el salón debido al los recursos empleados – tiempo y producto).
  5. Ventas/recomendación de productos.

Seguro que Tú pondrías muchos tipos más, pero hay que poner foco, y pasa muchas veces que intentando abarcar demasiado, nos ahogamos.

Con ésto no te digo que no hagas alisados, modeladores, tratamientos, novias o lo que se te ocurra.

¡Claro que tienes que hacerlo!

Pero centrate en los 3 primero apartados que, serán los que suban la facturación y considera el resto como un extra.

Los porcentajes van enfocados al nº de clientes que nos visitan y los contamos según el nº de tickets, a partir de ahora un ticket será equivalente a un cliente.

100 tickets serán 100 clientes, independientemente que un mismo cliente venga una o más veces en el mes.

Trabajos de color 60%

Todos sabemos que el color es la base de un negocio de peluquería, es el servicio que propicia una visita recurrente y mensual de nuestros clientes.

Por ello debemos cuidarlo al máximo intentando que el mayor porcentaje de los tickets tengan un trabajo de color, si bien es verdad que superar el 60% es difícil, tenemos que quedarnos los más cerca que podamos.

Hemos de contar también en que el color tiene un coste por venta más elevado que los otros dos puntos, al llevar más gasto de producto.

Peinado 80%

Podríamos poner un 100% pero se por experiencia que es imposible que todos los tickets lleven peinado, bien porque sean cortes de caballero, niños o ventas.

Pero hemos de intentar de que si hay servicio de color o corte, se peinen, pues aunque creamos que no, los posibles clientes que podamos tener, verán como salen nuestros clientes de la peluquería.

Son nuestro escaparate.

Aunque nos lleve más tiempo y el precio sea más ajustado es, junto con el color, la base de la facturación.

Corte 40%

Es el servicio más rentable de la peluquería y el que nos muestra la confianza del cliente por nuestro arte.

No lleva, casi, coste de ejecución.

Y junto con el color es el servicio que va a fidelizar a los clientes.

Resto de servicios 25%

Como hemos visto, engloba al resto de servicios que podamos hacer y hemos de tomarlos como un ingreso extra.

Siempre y cuando no nos dediquemos en exclusiva a poner extensiones o a hacer alisados.

Ventas 75%

Las ventas es el gran hándicap de nuestros salones de peluquería.

¿Por qué?

En la mayoría de los casos, porque al peluquero le da «miedo» vender.

Así de claro.

Esto daría para otro post completo, por eso quédate con una sola cosa:

Intenta cambiar el concepto de «vender» por «recomendar» y deja al cliente que elija si se lo lleva o no.

Es un ingreso extra que no conlleva tiempo de ejecución y que supone un valor añadido para subir el ticket medio.

4. Servicios: Precio de venta y Costes de producción

Precio de venta

Hacer una carta de precios es la tarea más difícil a la cual nos podemos enfrentar al abrir nuestra peluquería.

Y de ello puede depender el éxito o el fracaso de nuestro negocio.

Si además llevamos mucho tiempo con la peluquería abierta y queremos actualizarlos, normalmente a la alza.

Puede ser un verdadero quebradero de cabeza.

A parte de nuestros costes hay otros factores muy importantes que nos afectan a lva hora de poner los precios.

Estos son:

  • El entorno socioeconómico donde está nuestra peluquería.
  • Las instalaciones con que contamos.
  • El tipo de servicio prestado.
  • Los precios de nuestra competencia (que no es lo mismo que las peluquerías que tenemos cerca).

Voy a desarrollar brevemente cada punto:

El entorno socioeconómico

Es fácil de entender que no tendrá los mismo precios una peluquería en un barrio obrero de la periferia, que una en una zona de oficinas y otra en un barrio de alto standing donde la vivienda tenga un coste muy elevado.

También otra variable son los barrios jóvenes de nueva creación, donde los residentes son normalmente familias con hijos pequeños y con hipotecas recientes, donde los ingresos, aun siendo un barrio que pudiéramos considerar bueno, llegan justos a fin de mes.

Hay más entornos y depende de ti valorar cual es el tuyo.

Y en base a ello marcar tu «tope» de precios.

Instalaciones de nuestro salón

Es difícil ser objetivo con nosotros mismos, pero simplemente mira a tu alrededor y evalúa tu entorno.

¿Qué aspecto tiene el salón?

¿Cuánto hace que no pintas o haces reforma?

¿Cómo está el mobiliario o los uniformes?

¿Tú personal vende moda o …?

¿Cómo se ve la fachada desde la calle?

Tipo de servicio prestado

¿Das un servicio exclusivo o low cost?

¿Trabajas con marcas premium, normales o de saldo?

¿Tu personal está en formación continua?

¿Qué trato das a tu clientela?

¿Hablas con tu cliente o solo cubres canas y cortas puntas?

Precios de nuestra competencia

Siempre teniendo en cuenta que nuestra competencia puede no ser la peluquería que tenemos en frente.

Simplemente, para saberlo, hazte esta pregunta:

¿Dónde iría mi cliente si no estuviera yo?

Y una vez localizada haz un lista con sus precios para tenerlos de referencia, esto no quiere decir que los tuyos no puedan ser más altos.

Simplemente saber, que si los pones más altos, tienes que ofrecer más a cambio.

 Ahora vamos a ver cómo afectan todos estos datos a nuestros precios.

Teniendo definido el entorno socioeconómico de nuestro salón podemos orientarnos al gasto máximo que podrá asumir nuestro cliente.

Saberlo es fácil, mira e investiga a tu alrededor, ¿Cuál es el ingreso medio de las mujeres que viven en tu área de influencia?

Una vez que tengas este dato cuenta con que al menos el 5% de este ingreso va destinado a belleza como mínimo.

Y puede llegar hasta el 25% en zonas donde la renta per cápita sea 5 veces mayor que la media.

Las instalaciones de nuestro salón también afectan positiva o negativamente a nuestros precios.

Este es un dato objetivo y serás Tú quien lo valore.

Pero tienes que fijarte en «tu competencia» y comparar, difícilmente podrás igualar precios si tus instalaciones son peores.

El tipo de servicio prestado también es una variable objetiva, más cuantificable que la anterior, pero objetiva.

Aquí lo que tienes que analizar es el valor que percibe tu cliente cuando paga, si le parece caro es que no estás ofreciendo suficiente.

Y ofrecer no es solo entregar un servicio correcto y tal como es demandado.

Un tortilla francesa es igual en un restaurante corriente  y en uno de 5 tenedores, la diferencia además de en el precio está en la entrega.

Cómo se emplata y se sirve, además de como hemos analizado antes, el entorno donde se sirve y quien la sirve.

Por último tenemos un baremo que junto al primero que hemos visto es muy cuantificable.

Si ya has identificado a tu competencia solo te queda hacer labor de investigación y hacer una lista cons sus precios.

No hace falta que lo busques todo, con saber cuanto cobran por el color, las mechas, el corte o el peinado, nos vale.

precio medio competencia peluquería

Si estos fueran precios finales, habría que quitarles el IVA/impuestos. Para nuestros cálculos tomaremos estos precios como precios sin IVA/impuestos.

Costes de producción en un salón de peluquería.

¿Alguna vez te has plantado sacar lo que te cuesta realizar un servicio?

Como normal general, para calcular el coste de un servicio hemos de tener dos datos: tiempo de proceso y gasto de producto.

El tiempo de proceso, en caso de los trabajo técnicos, a su vez se divide en dos, en el tiempo de aplicación y tiempo de desarrollo.

Para que te salga lo más de realista posible has de tener algunos datos:calculo de coste en los servicios de un salón de peluquería coste por minuto de un oficial

  1. Precios de coste de tus consumibles: toallas si son desechables o coste de lavado y secado (estos mismo con las capas y batas), guantes, gorros, …
  2. Precios de productos.
  3. Coste por hora y por minuto del salón:
    Divide el total de los gastos fijos mensuales entre el número de hora de apertura y después entre 60, así sabrás el coste por minuto del salón.
  4. Coste por minuto de Empleado, divide el coste por minuto entre el número de empleados.

Con éstos datos ya puedes calcular tu coste de servicios en tu salón de peluquería.

En la imagen puedes ver un ejemplo que utilizaremos en los puntos siguientes.

Es un calculo de un salón medio con 3 oficiales con un sueldo base y unos gastos normales.

El calculo de las horas de apertura está basado en una jornada de 8 horas de lunes a viernes y los sábados por la mañana.

Son números redondos para facilitar el calculo en el ejemplo, en ningun caso han de tomarse como costes reales.

¿Cuánto cuesta lavar una cabeza o aclarar un tinte?

  • Tenemos el coste de agua y luz (puede ser mínimo, pero si haces 500 lavados al mes, puedes ser dinero al final del año).
    Esta tabla que ponemos al lado está sacada de un trabajo realizado por los alumnos del IES Salvador Gadea, es un trabajo muy interesante que te puedes descargar en el siguiente link.
    gasto medio de agua según servicios en una peluquería
  • Gasto de champú y crema (si no lo cobramos a parte o gastamos demasiado).
  • Toallas (lavado y secado).
    Puedes obtener este dato simplemente pidiendo presupuesto a un servicio de lavandería que haya en tu ciudad, aunque tengas la posibilidad de hacerlo tu, el coste será muy similar si incluyes los gastos de agua, detergente, compra y mantenimiento de máquinas y tu mano de obra.
  • El lavabo también es una zona de «producción» y tiene un coste por hora.
    Calcula los tiempos de los servicios que se desarrollan en el lavabo y multiplícalo por el coste del empleado por hora/minuto.

¿Cuánto cuesta aplicar un tinte?

Eso dependerá del tiempo que se tarde en aplicar un tinte en tu salón y del producto que se gaste.

Pongamos por ejemplo un salón donde el minuto de oficial es de 0,19€

En dar un tinte tardamos (entre preparación y aplicación) 15 minutos.

Nuestro tubo de tinte cuesta 7,80€ (precio si IVA/impuesto).

El coste de los desechables (guantes, capa, bata y toalla) en de 0,50€

Nuestro coste queda así (15 x 0,19)+7,80+0,50= 11,15€

Con éstos números aplicar un tinte de 1 tubo (de una marca conocida), te cuesta 11,15€

Recuerda que hablamos siempre de importes sin IVA/impuestos.

¿Cuánto cuesta realizar unas mechas?

En las mechas, en la mayoría de los casos el mayor gasto es en tiempo.

Aun así veremos que es uno de los servicios más rentables del salón.

Una cabeza de mechas se puede tardar en hacer 45 minutos.

El producto, si usamos decoloración y el bote de 400g sale a 30€.

Contando que gastamos 40 gr. la aplicación sale a 3€

El coste de los desechables (guantes, capa, bata y toalla) en de 0,50€

Nuestro coste queda así (45 x 0,19)+3+0,50= 12,04€

¿Cuánto cuesta realizar un corte de pelo?

Puro servicio, si no usamos ningún producto.

De media se tarda unos 30 minutos.

El coste de los desechables (guantes, capa, bata y toalla) en de 0,50€

Nuestro coste queda así (30 x 0,19)+0,50= 6,19€

¿Cuánto cuesta realizar un peinado?

Al igual que el corte de cabello, el peinado es solo servicio.

Podemos aplicar algún producto, pero este normalmente se cobra a parte, en caso contrario has de sumar el coste de la aplicación.

Puede decirse que hay un mayor consumo eléctrico, pero ya está contemplado en el coste de minuto.

El tiempo de un marcado con secador de mano, es de 30 minutos (una melena normal).

Nuestro coste queda así (30 x 0,19)+0,50= 6,19€

Al tratar los servicios por separado he sumado el coste de los consumibles a todos, en caso de que un cliente que se tiñe, corta y peina, hay que quitar ese coste de los dos servicios posteriores al tinte.

5. El punto de Equilibrio o el número de ventas que hemos de hacer para cubrir costes.

El punto de equilibrio se puede definir como, el momento en una empresa donde la facturación y los costes se encuentran.

En este punto ni ganamos ni perdemos dinero.

Para establecer metas a corto plazo está bien hacerlo mensual.

Pero lo ideal es hacerlo semestral o anualmente.

Para verlo mejor voy a trabajar sobre el ejemplo anterior y con los porcentajes ideales.

Vamos a trabajar, para que sea más fácil, solo sobre los servicios más relevantes:

  • Color (tinte y mecha)
  • Peinado
  • Corte

Para calcular el ticket medio objetivo (en caso de que no lo tengas ya calculado), multiplica tu PVP menos IVA de cada uno de los tres servicios por el porcentaje, suma los tres resultados y divide entre 100.

Para color, has de sacar la media entre tintes y mechas, pero cuenta con que siempre se hacen más tintes que mechas. La fórmula que yo he usado es sacar la media de los dos precios (sumas y divides por 2) y luego multiplicas por 85%.

Si en tu salón das comisiones a los empleados cuando realizan un servicio también debes calcularlo.

calculo de los costes de los servicios en un salón de peluquería

 

En el caso del ejemplo propuesto con los datos me sale un Ticket medio de 47,03€ y un coste del ticket medio de 9,27€.

Con ésta dos cifras y el total de gastos fijos del Punto 1, ya puedes calcular el Punto de Equilibrio de tu Peluquería aplicando la siguiente fórmula:

Si lo quieres hacer más fácil, he preparado una hoja de Excel que te va a ayudar, lo único que tienes que hacer es rellenar las celdas en azul y te saldrá el resultado.

calcula el punto de equilibrio de una peluquería en excel

 

¿Te ha sido útil? deja tus comentarios y ayuda a tus Compañer@s

Rentabilizar el personal en la Peluquería

Rentabilizar el personal en la Peluquería

Tiempo de lectura: 4 minutos

La Producción, Coste y Facturación del Equipo en la Peluquería

El coste de personal en cualquier negocio de servicios como las peluquerías es el que más peso tiene y el que más debemos mirar.

Vamos a ver como rentabilizar el personal en la peluquería.

El coste ideal del Equipo de peluquería no debe superar el 45% sobre la facturación, incluyendo todos los costes salariales como, sueldo, pagas extra, comisiones, vacaciones, incentivos, formación , impuestos y seguros sociales.

Producción

La producción es la cantidad de trabajo que saca adelante o que ayuda a sacar cada miembro del Equipo.margen salarial en peluquería

También hemos de tener en cuenta la producción máxima que cada miembro es capaz de sacar según sus horas y días de trabajo.

Así mismo la producción nos indica la aportación de ese trabajador al pago de gastos y obtención de beneficios del salón.

En éste ejemplo el margen que nos deja el empleado es de 620,34 €, que no es lo mismo que beneficio, tendremos que cuantificar el resto de gastos del salón para ver ese dato.

Como norma general, un Oficial de peluquería ha de facturar el triple de su «sueldo base» + seguros sociales para tener una rentabilidad mínima en el salón.

La fórmula es la siguiente:

((((Sueldo bruto x 12) + pagas extra)/11)+(((Sueldo bruto x 12) + pagas extra)/12)*36%)) x 3 = producción mínima

Si te dicen que es mucho y muy difícil conseguirlo, no tengas miedo a enseñarle los números.

Piensan que solo cuesta lo que el cheque y no cuentan con que esa cantidad puede llegar incluso a duplicarse o más.

Qué en vacaciones tu le sigues pagando, aunque no trabaje.

Y que mantener abierto, abastecido y en afluencia de clientes una peluquería cuesta mucho dinero todos los meses.

Coste salarial de un empleado de peluquería

Como ya hemos visto antes en el coste salarial inciden varios factores.coste salarial empleado peluqueria

El importe bruto que marca la ley según la categoría y el convenio, además de las aportaciones a la Seguridad Social.

Las pagas extra (que se pueden prorratear, yo lo tengo así)

El mes de vacaciones (pues es un mes que aunque se pague no ha producción por parte del empleado).

Y comisiones en caso de que las hubiere.

Lo vemos en el ejemplo de la imagen y para sacar la cifra podemos usar la fórmula que vimos anteriormente ligeramente reducida:

[((Sueldo bruto x 12) + pagas extra)/11]+[((Sueldo bruto x 12) + pagas extra)/12)*36%]

36% es el porcentaje aproximado que se paga en España en concepto de seguridad social, es muy aproximado, si deseas saber el importe exacto habla con tu Gestor/a.

Facturación de un empleado de peluquería

Ya hemos visto la producción necesaria para que un empleado cubra gastos.

Pero la facturación va a ir muy ligada al tipo de peluquería que tengamos y los precios que manejemos.

No es lo mismo que tengamos un ticket medio de 20€ a que sea de 100€.

Según eso, el nº de clientes a atender será mayor o menor, factor que influirá en el tipo de atención.

Con unos precios más elevados podremos y deberemos dedicar más tiempo a nuestro cliente.

En un centro low cost, el servicio prestado ha de ser más parecido a una cadena de montaje que a una atención personalizada, si queremos una mínima rentabilidad.

Modelo de salón de peluquería

También depende del modelo de peluquería, hay centros donde todos son Oficiales y se encargan del cliente desde que entra hasta que sale.

Y otros donde hay un organigrama, completo o incompleto, con el trabajo distribuido en áreas.

En el primer caso es fácil calcular, puesto que el rendimiento irá ligado al número clientes que puedan gestionar y su habilidad para poder atender varios clientes a la vez (más de 2 sería increíble sin ayuda).

En el segundo, puede haber varias opciones, una de ellas es tener ayudantes, Oficial de tintura y aprendices, pudiendo tener todas o algunas de las figuras.

Lo más normal es que haya algún aprendiz o ayudante, menor de 18 años para que el coste salarial sea mas contenido.

En caso de tener ayuda, el oficial debería incrementar su producción, mínimo entre un 25% y 50%.

Y así compensar el déficit de facturación del ayudante/aprendiz.

Objetivos en el salón de peluquería

Una opción que muchos salones contemplan es, trabajar por objetivos y pagar una comisión por la producción.calculo de comisiones en peluquería

Eso queda a discreción del empresario/a o sea tuya 😉

Pero puede ser muy motivante para el trabajador que un ingreso dependa de él directamente.

En la imagen podemos ver un ejemplo de cálculo de comisiones.

Las comisiones por servicios realizados se calculan por el salario Bruto, de 0€ hasta cubrir el sueldo no se cobra comisión.

El siguiente tramo se cuenta desde el sueldo más 1€ hasta justo el doble y se da el 10%.

Y el último tramo desde el doble del salario hasta el total de la facturación un 15%.

Las ventas van a parte, puesto que tienen un margen muy ajustado, se paga un 10% desde el primer Euro.

¿Tienes alguna duda? ¿Cómo lo haces tú en el salón? Déjame tu comentario e intentaré ayudarte.

Positividad, peluquería, peluquera, peluquero

Cuando intentas mejorar y los mediocres se intentan aprovechar

Tiempo de lectura: 3 minutos

Si eres Propietario o Propietaria de un Salón de peluquería y llevas un tiempo seguro que te sentirás identificad@ con ésta historia, porque a quién más o quién menos le ha pasado.

Mimas a tu Equipo, intentas que mejoren, tanto en lo profesional como en lo personal.

Preocupándote de que cobren puntualmente (y tu cobres tarde, mal o nunca), tengan una formación continua, que les cuadren las vacaciones (aunque a ti no) y que si necesitan algún día «para cualquier cosa» que no puede hacer en su día libre, se lo das.

Y el día menos pensado te hacen la zancadilla.

Este post no va dirigido a esos propietarios que intentan aprovecharse de sus empleados en su beneficio, si no en los que tratan a su Equipo como hij@s.

Ese es el caso en mi negocio, una peluquería familiar, negocio que montaron mis Padre a finales de los 60s y que todavía sigue dando guerra.

Yo siempre he visto como han tratado mis Padres a quienes trabajan y han trabajado con nosotros.

Cómo en las diferentes crisis, he incluso faltándonos en casa, todo el mundo cobraba a primero de mes.

Ellos me han enseñado que eso es sagrado.

También he visto como algunos les han estafado, robado e incluso menospreciado y difamado.

Porque cuando alguien a quién has formado y dado todo, desde que salió de la academia, te intente machacar, no por algo que has hecho, si no con premeditación y alevosía, duele.

Cuando intentas levantar un negocio mes a mes y haces cambios para motivar a la gente a crecer y como no, a ganar más.

Bien ese es un caso extremo, pero pasa, si eres nuevo en el negocio quizá aun no, pero te pasará y en la mayoría de los casos, esto llega por un problema de comunicación con el Equipo.

Cuando falla éste pilar del negocio «la comunicación», hay que pensar que todos somos humanos y que el agradecimiento es efímero cuando atenta contra los intereses propios en la mayoría de los casos.

No quiero disculpar a nadie, pero aunque duela siempre hay que ponerse en los zapatos del otro/a, quién sabe si en la misma situación no actuaríamos igual (yo no lo haría, pero que cada un@ haga su reflexión).

Y lo digo con conocimiento de causa, un empleado de nuestro salón nos la ha jugado.

Ahora me planteo, ¿llamo a su nuevo trabajo y le cuento lo que nos ha hecho? o lo dejo correr…

Es una decisión difícil, sobre todo cuando esta persona estuvo un año grabando conversaciones (muchas de ellas con la dueña del salón  y sacando fotos a material sensible de la empresa).

Preparando una salida remunerada, la cual espero que se gaste en medicinas.

Y que encima, tu abogado te diga que «negocies» que puede ser peor, porque el Sr. Juez que te ha tocado tira hacia este o tal palo.

Bien pues me asquea el sistema, un sistema que premia la vaguería y el todo por nada.

Y nosotros aquí luchando por sacar un negocio adelante.

Gracias por leer mi reflexión, pues es eso, una reflexión pública que me ayuda a sacar la presión que tengo dentro.

SI tienes tu experiencia, compártela con nosotros en el área de comentarios, seguro que escribirlo y comentarlo te va a quitar parte del «veneno», porque ya está bien que se lleven nuestro dinero, para que además tengamos que cargar con la mala leche.

Ahora entiendo a los jefes «cabrones», como me pase esto 2 o 3 veces más, creo que me pasaré al lado oscuro…

Nooo, es broma, soy de la opinión de no generalizar y para bien o para mal me gusta cuidar a las personas que trabajan conmigo 🙂

¡¡¡Gracias de nuevo Amig@s!!!

 

10 ideas para reducir costes en la Peluquería

10 ideas para reducir costes en la Peluquería

Tiempo de lectura: 7 minutos

10 ideas para reducir costes en la Peluquería

¿Quieres reducir los costes de tu peluquería? ¿Quieres saber cómo reducir tus gastos fijos y aumentar los beneficios?

Sigue leyendo, te damos 10 ideas para reducir costes en la peluquería.

Seguro que tienes la impresión de que a veces trabajas para otros, llega fin de mes y después de pagar al Equipo, al casero, a los proveedores, luz, agua, impuestos, …

A ti no te quedan más que números rojos.

A continuación te vamos a decir cuales son éstos puntos y vamos a darte ideas de cómo puedes reducirlos.

Costes difíciles de reducir

1. Alquiler

Mira a ver como están los alquileres de tu zona, quizá estés pagando más del valor del local.

Habla con tu casero y re-negocia el alquiler, por muchas pegas que te ponga a el le sale mejor rebajarte un 10% o 20% que ponerlo de nuevo en alquiler.

Solo con que esté 3 meses sin alquilarlo ya ha perdido la diferencia que te va a rebajar y aún así no va a sacar lo que le estás pagando tú.

2. Marketing y comunicación

No digo que sea tu caso, pero la mayoría de las veces gastamos dinero en publicidad en lugar de invertirlo.

Hacemos publicidad cuando empieza a bajar el trabajo, nos gastamos una «pasta» y no conseguimos ninguna repercusión.

La publicidad, para que tenga efecto, tiene que estar mantenida en el tiempo y además con un plan concreto.

Haz un plan de marketing anual, ayúdate del histórico de facturación de otros años para diseñarlo.

Poniendo más hincapié en los meses habitualmente más flojos, con ofertas y en los meses de más afluencia haz una publicidad más informativa.

El objetivo es que no dejen de verte y saber que existes.

Puedes hacer dos tipos de Marketing, pagado o de guerrillas:

Marketing pagado

Si lo haces con un plan y un objetivo claro, es una inversión, si no, considerarlo un gasto

  • Buzoneo y parabriseado.
    El más habitual, es caro si encargas que te lo repartan, pero si lo haces con asiduidad es la mejor manera de darte a conocer en la zona.
    Si el reparto lo haces tu, ahorraras costes.
  • Valla publicitaria en centros comerciales o sitios con mucho paso.
    Es una buena manera de que tu imagen se quede en la cabeza de tu potenciales clientes.
    Para que sea efectiva tiene que ir asociada a otro tipo de acciones y ha de ser mantenida en el tiempo (mínimo un año).
    No válido para poner promociones, a no ser que sea una promoción permanente (no recomiendo las promociones permanentes).
  • Publicidad pagada en Internet.
    AdWords (Google), Facebook, Instagram, …
    Si no eres un expert@ te recomiendo que cuentes con un profesional para que te administre las cuentas, de lo contrario perderás mucho dinero con ello.
  • Azafatas en zonas de mucho paso.
    Es una manera muy «chic» de darte a conocer, contrata azafatas, péinalas monísimas y a repartir publicidad o hacer encuestas en una calle principal cerca de la pelu.
    También puedes ponerlas a hacer encuestas sobre hábitos de consumo en peluquería a la vez que dan tu publicidad.

Marketing de Guerrillas o gratuito

Si no tienes dinero para promocionar tu negocio o como complemento a tu plan de publicidad pagado, hacer acciones de éste tipo te va  a hacer subir como la espuma.

Hay que echarle mucho morro, pero bueno, ¡somo Peluqer@s! ¿no? 🙂

  • Identifica a tus «Súper Clientes»
    Son los parece que les pagas por hacerte promoción, hablan de ti como si fuera suyo el negocio y traen clientes a mogollón.
    Cuídalos e invítalos que prueben todos los nuevos servicios, ofreceles servicios gratis.
  • Siembra tu entorno
    Los negocios que hay a tu alrededor son una potencial fuente de clientes, invita a los dependientes y propietarios de estos negocios a tu salón los días que tengas menos trabajo.
    Nadie aprecia mejor algo que cuando se lo dan gratis y seguro que hablarán de ti, conviértelos en tus «socios».
    Primero los más cercanos y ves alejándote, haciendo una espiral cuyo centro sea tu peluquería.
    Haz una lista, con su nombre, teléfono, dónde trabaja, que trabajo les hiciste y cuando.
    Llámales para que vuelvan y mantener el contacto.
  • Criticas positivas en Google
    Sí un cliente busca un centro donde ir, en el 90% de los caso mira las críticas de Google maps.
    Pídeles a tus clientes que dejen una referencia positiva y suban fotos.
    Esto te posiciona en las primeras posiciones, sin pagar nada.
  • Fotos con tus clientes en Facebook/Instagram
    Haz una Fanpage de Facebook, si no la tienes ya y sube fotos con tus clientes (pide permiso).
    Etiquetalos, Son tus mejores embajadores, si están contentos con el trabajo hecho lo difundirán en su entorno.
    Una imagen vale más que mil palabras pero muchas veces subimos la foto sin más, una imagen es algo visual, pero si pones tu logo o algún texto que identifique lo que muestra la imagen será una manera de atraer al Cliente/a.
    Yo para montar las imagenes que subo a Instagram o Facebook uso una aplicación gratuita que se llama Desygner, la puedes usar desde su web en un ordenador o desde su App en el móvil.
    Yo la uso normalmente desde el móvil, me resulta super cómodo y no hace falta ser un profesional para obtener resultados super profesionales.
    Pincha en el siguiente enlace para obtener tu cuenta gratuita:
    www.desygner.com
  • Tu Blog
    La mejor forma de posicionar sin pagar tu web es escribiendo un blog.
    Escribe sobre temas de peluquería que interesen a tus clientes, nada técnico, habla de tendencias y nuevos tratamientos, pero de manera informativa, sin intentar vender.
  • Clientes recurrentes
    El cliente debe venir, mínimo de 12 veces al año, pon ofertas que caduquen a las 3 semanas.
    Le obligará a venir todos los meses para no perderlas.
    Quizá cobres más barato, pero vendrá mas veces y cifrarás más.

3. Consumo eléctrico

Es una de las mayores cargas, junto al personal y el alquiler.

Las facturas que llegamos a pagar son vergonzosas y un coste muy difícil de soportar.

Pero, ¿y si te digo que puedes llegar a reducirlo entre un 10% y un 50% ? si gastas entre 300/600€ al mes éste ahorro puede ser significativo al cabo del año.

Para ello nuestros amigos de Garbe Soluciones nos dejan unos consejos:

AHORRO COSTES EN ENERGÍA

  • Asesoramiento profesional para realizar el análisis de la factura de los diferentes suministros energéticos con el fin de optimizar la contratación de dichos suministros, a través de:
    • Estudio y análisis de la factura eléctrica, para obtener la opción de contrato más ventajosa.
    • Asesoramiento de mercado, para operar con la comercializadora que ofrezca más ventajas.
    • Eliminación de costes innecesarios que habitualmente se incluyen en las facturas eléctricas.
    • Propuesta de mejora de las instalaciones.
  • La instalación de tecnología LED en equipos de iluminación, que permiten ahorros que oscilan entre el 60 y el 85%.

Climatización del local (frío/calor) a través de la instalación de una bomba de calor inverter de alta eficiencia (aerotermia), que llega a suponer hasta el 75% de ahorro en la factura eléctrica.

www.garbeproject.com

4. Gasto de tinte

Al rededor del 60% de nuestra facturación viene de los servicios técnicos (tintes y mechas).

Y el mayor volumen de compra se va en los tubos de tinte.

Habitualmente siempre sobra tinte en el bol, el cual se tira.

¿Has pensado en preparar los tintes con una báscula?

Puedes tener un cuaderno en el que apuntar todos los servicios de color que se hagan a diario, a modo de bitácora.

Pon la fecha del día al principio de la hoja.

Luego los nombre de los clientes, seguido de el nº de gramos que pones de cada color.

Si sobra, haz una anotación, para la próxima vez preparar menos.

Al cabo de un par de meses tus compras de tinte se habrán reducido en un 25% como mínimo.

5. Equipo

De media, el 50% de nuestro presupuesto se va en sueldos, si no más.

Esta es una de las partidas más difíciles de reducir, al ser nuestro negocio principalmente de servicios, necesitamos mano de obra.

Bien, la manera es optimizando.

Lo primero es tener claro el volumen de afluencia por días y meses.

Quizá los lunes y martes no haga falta tener tanta gente en el salón.

Si el trabajo se concentra en jueves, viernes y sábados por la mañana, ¿Por qué no contratas a alguien a media jornada?

Optimiza horarios y turnos.

Costes fáciles de reducir

6. Impuestos

Parece una locura pero .

Si domicilias los impuestos locales y los pagas en mensualidades puedes ahorrar hasta un 5%

No te retrases en los pagos, de esta manera evitaremos sanciones y recargos que pueden hasta duplicar la deuda.

7. Reducción de stock

¿Has pensado alguna vez en todo lo que tienes en los armarios/almacén?

Todo ese dinero acumulado hay que darle salida.

Incluso aunque lo vendieras a precio de coste le sacarías dinero.

Piensa, que cada mes que pasa en tu casa le estás perdiendo de media entre un 3% y un 5%.

¿Porqué? Porque es el interés que te daría el banco, por ese dinero, si lo tuvieras allí.

Además, te impide hacer nuevas compras que, si tienes un contrato con la casa, te generaría un rappel de entre un 5% y un 10%.

8. Gestoría

Aunque parezca una partida difícil de rebajar, no es así.

Si no tienes mucho volumen de negocio ni mucho empleados, siempre puedes renegociar con ellos.

O buscar una gestoría on-line, las cuales, a aparte de ser más baratas, te cobran por lo que haces, por apunte y por empelado.

En éste caso, puedes ahorrar hasta un 50% en el gasto mensual.

«ayudaTpymes» es una buena opción que hemos encontrado en la red ¿conoces otras? ayuda a tus compañer@s poniéndolo en «comentarios»

9. Analiza tus servicios y productos de venta

Seguro que tienes productos que no vendes o servicios para los que tienes que tener stock de producto, que nunca realizas.

A mi me ha pasado, llega un comercial y te vende la «panacea» de los tratamientos capilares.

Según él, un tratamiento que revolucionará a tus clientas y se venderá como churros.

Al final te das cuenta, de que no tienes tiempo para dedicarle y que tus clientas no te lo piden o tu equipo no lo vende.

Y te quedas con 500€ de stock de un producto, que ni usas ni usarás.

Bien, pues dale salida, aunque sea regalandolo.

Haz una promoción y ofrécelo con un tinte, mechas o lo que se te ocurra.

Siempre será mejor que tirarlo dentro de unos años.

10. Organiza las compras

Si tienes contrato con un proveedor, aprovecha las ofertas que hacen.

Normalmente, en color suelen hacer dos o tres ofertas al año.

Si controlas el gasto de producto, sabrás mas menos lo que vas a necesitar en los próximos 2 o 3 meses.

Si compras con esas ofertas, normalmente 2+1 o 3+2, podrás ahorrar significativamente en los productos que más usas, como los tintes o champú.

¿Has conseguido reducir tus costes? Cuéntanos…

¿Qué crees que es más fácil reducir, la factura de la luz o la gestoría?

una historia de peluqueros

Una historia de peluqueros – Capitulo 1

Tiempo de lectura: 5 minutos

Los protagonistas María y Miguel

María y Miguel son dos amigos, los dos peluqueros y los dos son grandes artistas y apasionados de su profesión.

Aún recuerdan cuando se conocieron en al academia «Stylo Hair», eran dos pipiolos recién salidos del colegio, realmente no sabían aun, que ésto de la peluquería iba a ser su futuro, bueno Miguel un poco más que María, a la que había llevado su madre a la academia porque, «si no quieres estudiar, algo tendrás que hacer, ¿o piensas quedarte todo el día en casa tumbada?!»

Ya han pasado diez años desde entonces y hoy se han encontrado, por casualidad, en un evento de peluquería que se celebraba en la ciudad, donde se verían las nuevas tendencias de temporada. Algo que les ha ayudado a crecer es, saber que la formación es imprescindible.

María,

es una joven con mucho «nervio», siempre acelerada y poco centrada en un objetivo concreto.

Empezó en la academia por imposición materna, debido a que no quería continuar sus estudios y a su madre le pareció que, estudiar peluquería era algo al alcance de «sus capacidades».

Ella iba de mala gana y más por miedo a las represalias que por que le gustara.

Recuerda con horror ese primer día, con la bata rosa tan fea que le dieron y el olor tan fuerte que despedía la academia.

Al principio era un aburrimiento, todo el día con esas cabezas de goma, poniendo rulos y bigudies, sin saber porque.

Y lo de que no había que estudiar, ¡mentira!.

Que si dibujo técnico y artístico, matemáticas, química, dermatología, atención al cliente, … vamos, una pesadilla … que luego agradeció.

Pero a medida que pasaban los días y gracias a la pasión de su profesora, todo cambió y María empezó a disfrutar y a soñar.

Tras los dos años en la academia, María encontró trabajo de ayudante en una peluquería de su barrio, no era muy ambiciosa y era cómodo.

Estaba cerca de su casa y el horario soportable. Lo que peor llevaba era trabajar los sábados, pero como decía su madre «nada es perfecto hija».

Allí pasó los tres primeros años, el público era sobre todo gente mayor, mucha permanente, mucho rulo y cardado.

Hombres pocos y normalmente también mayores.

Entonces pasó lo que tenía que pasar, cada vez venían menos clientes, o bien fallecían o bien por su edad dejaban de venir y la dueña, una persona mayor, decidió que no quería trabajar más y se jubiló.

Les ofreció a ella y a su compañera quedarse con el negocio, pero decidieron que no tenían alma empresarial y se fueron a buscar trabajo.

Coincidió que era una época en auge y que sobraba el trabajo, por ello encontró trabajo rápido.

Era una franquicia de estas modernas, ¡qué cambio! gente de su edad, música de la que a ella le gustaba y muy buen rollo entre el Equipo y los clientes.

El sueldo tampoco era para tirar cohetes (y para llegar a algo decente, tenía que echarle muuuchas horas) y además tenía que trabajar dos domingos al mes, junto con todos los sábados.

Pero estar en un lugar tan dinámico le puso las pilas, también en ésta empresa le gustó que se apostara por la formación y todos los meses tenían dos días que pasaban en la central, donde aprendían técnicas nuevas y confraternizaban con los Equipos de otros salones de la franquicia.

De vez en cuando hacían galas y las llevaban de ayudantes, soñando que algún día estaría ella en el escenario, por supuesto en éstos casos no cobraba, pero era joven y le gustaba.

Aquí estuvo cinco años, saltando de salón en salón de la franquicia y creciendo como profesional y si, al final salió al escenario 😉

Pero llegó un momento que no podía mejorar mas, se estancó, era muy buena oficial, sacaba muchísimo trabajo, estaba muy bien considerada y cobraba aceptablemente para «como estaban las cosas».

Entonces una amiga le habló que había un web donde podía poner su curriculum vitae y donde había salones certificados que buscaban miembros para sus equipos.

Le avisó que la llamarían del web, en caso de cumplir el perfil, para hacer una prueba (pues en ésta pagina certificaban a los candidatos) y conociéndola sabía que ella la iba a pasar con nota.

Así lo hizo y la llamaron…

Pasó todas las pruebas y como le dijeron más tarde estaba en el «Top 100».

Pronto se pusieron en contacto con ella y al cabo de unos meses empezó a trabajar de directora de salón en uno de los mejores salones de su ciudad.

Era maravilloso, con un entorno de ensueño, un Equipo motivado y formado y una clientela de alto standing.

El dueño les invitaba a todas las galas y formaciones que se hacían, incluso algunas fuera de la ciudad, donde también pagaba el viaje y la estancia.

La única condición, compartir la formación con los compañeros y subir información de las tendencias a la web y a las redes sociales del salón, para que sus clientes o futuros clientes vieran que siempre estaban a la última.

Y hoy tocaba una gran gala, ofrecida por un club de peluqueros, para mostrar las últimas tendencias de temporada, estaba encantada, con su Equipo al completo y con una noche por delante que prometía ser memorable.

Miguel,

un chico alto y bien parecido al que siempre le fascinó la belleza, vivió la peluquería desde muy joven, su padre, peluquero, se encargó de ello.

Ya desde pequeño ayudaba en el salón, cuando salía del colegio iba allí y tras terminar sus deberes se ponía a ver, a barrer los pelos, colocar los tocadores o limpiar los rulos.

Para él era como estar en el paraíso, además, a la peluquería de su padre iban muchas mujeres famosas y de porte espectacular, que hacían volar su imaginación sobre los peinados y maquillajes que les haría.

El día que comenzó en la academia fu increíble, por fin se empezaría a formar en su pasión.

A todo ésto ayudó tener de profesora a una maravillosa mujer, a la que le apasionaba enseñar y la belleza.

Miguel era algo mayor que los demás, su padre se había empeñado en que debía terminar el bachillerato antes de empezar en la academia y por ello sacaba de tres a cuatro años al resto de su curso, pero como era muy extrovertido no afectó mucho.

Fueron dos años maravillosos e hizo especial amistad un una chica llamada María, que a diferencia de él, que era calmado y reflexivo, ella era una polvorilla alocada.

Cuando acabó la academia, su padre tiró de contactos y le envió a Londres, a una de las mejores academias del mundo para que continuara su formación, fue un regalo que no se podía creer, se codearía con los mejores peluqueros del momento.

En aquella época la tecnología no era como ahora y por ello perdió el contacto con María.

En Londres pasó seis maravillosos años, los tres primeros en la academia y luego como parte del equipo docente y artístico de la firma.

De ahí y gracias a un Headhunter (cazador de talentos) de peluquería que le contactó, dio el salto y se fue a EEUU, donde durante dos años dirigió un salón en San Francisco.

Después de todo este tiempo, la distancia hizo mella y decidió volver a España.

Empezando a trabajar en el salón de su padre, donde ahora estaba y se encontraba un poco perdido, al no tener la misma visión que él sobre el negocio.

Por ello empezó a colaborar con un club de peluqueros, con los que hacía galas y formaciones, cuando el agotador trabajo en el salón se lo permitía, normalmente quitando fines de semana, vacaciones y horas de sueño.

Y allí estaba hoy, en su ciudad, en una gala que llevaban preparando varios meses y donde presentaban  las nuevas tendencias de temporada.

Su sorpresa fue mayúscula cuando al salir fuera del Backstage, para buscar a un compañero, se encontró de frente con María…

Continuará…

Si te ha gustado, comparte y si no quieres perderte el siguiente capitulo de la historia de María y Miguel, apúntate a nuestra newsletter.