Equipo de Excelencia en Peluquería

La Excelencia empieza desde dentro, intercambio en el Equipo

Intercambio en el Equipo, fundamental para entregar Excelencia

Hasta ahora hemos abordado el tipo de intercambio que realizamos con los “Clientes que pagan” y cómo ello influye en nuestra prosperidad, pero no podemos descuidar el intercambio con nuestros colaboradores/empleados/o todo aquel que reciba un sueldo por el trabajo realizado dentro de nuestro negocio. Si el intercambio entre las dos partes, empleados y jefes está equilibrado, la relación que genera es muy productiva y satisfactoria para todas las partes con el consiguiente resultado. Recuerda que el intercambio es bidireccional, nunca podemos exigir lo que no damos y hay que tener presente, que algunos individuos no tienen la naturaleza de dar.
Tan desastroso es dar de más, cómo dar de menos en ambos sentidos. Si das de más, te sentirás mal, al ver que no obtienes una respuesta acorde a tu esfuerzo y la otra parte tardará muy poco en ver que abusa. Esta situación afecta al resto de los integrantes del Equipo, que ven que el esfuerzo no se recompensa, pues da igual lo que hagan, su esfuerzo no es valorado.

Un intercambio en Abundancia entre el Equipo es fundamental para poder entregar un servicio Excelente.

Siempre que falla el intercambio o hay una mala percepción de éste, la actitud y la comunicación falla.

En nuestra opinión, no todos los Equipos pueden llegar a la Excelencia y diseñar una estructura enfocada a nuestro “PROPÓSITO” nos va a señalar los miembros que sobran o faltan.

El Equipo debe reunir los niveles óptimos de conexión, capacidad, pasión y compromiso, adecuado con nuestro Propósito, para poder caminar en la ruta de la Excelencia.

Al ser un modelo de mejora continua, no tratamos de buscar a los mejores, porque la misma expresión “mejor” anula la capacidad de seguir mejorando.

Ejemplos de intercambio entre el Propietario y el Equipo

Un tipo de intercambio con el Equipo muy habitual, se da en cuanto al salario, si éste no es percibido como una compensación justa, sucede que:

El Equipo boicotea el salón.

Aumentan las ausencias y bajas.

No se observan las reglas básicas de comportamiento.

Se vuelven críticos con todo

Esto lleva a un bajo de nivel de energía en el Equipo y la comunicación se resiente.

Todo crea un mal ambiente que ahuyenta al Cliente.

Un intercambio justo es cuando se paga el sueldo pactado, por las horas de trabajo contratadas, recibimos exactamente lo que pagamos.

Al no haber ningún incentivo extra, este tipo de intercambio, nos lleva a un camino lineal y que no produce Excelencia.

Si bien es verdad que no hay motivo de crítica, el acomodo por las partes impide el crecimiento.

Al ser un intercambio en equilibrio, el más mínimo desajuste puede desestabilizar al Equipo.

Cuando, además del sueldo pactado, premiamos la productividad con incentivos.

El Equipo está motivado, siempre que el cálculo de la productividad sea adaptado al momento y genere crecimiento.

La productividad debe tener una parte individual y otra de Equipo para que genere cohesión.

Los datos sobre la situación respecto a los objetivos debe estar siempre accesible para que motive el progreso.

Un intercambio hacia la excelencia se produce, cuando además de un sueldo acorde con la valía e incentivado con la productividad, se acompaña de:

Formación adecuada al puesto y al propósito.

Objetivos claros.

Un organigrama definido.

Comunicación bidireccional.

Actividades en Equipo.

En definitiva, si seleccionamos y mimamos a nuestro Equipo, la percepción que tenga el “Cliente que paga” de nosotros será imborrable y atractiva.

Procura que tu equipo te mime, eso es señal de que todo va sobre ruedas

(Visitada 14 veces, 1 visitas hoy)

Tú opinión es importante y tus comentarios ayudan a mejorar a la comunidad de Peluqueros. Gracias por compartir.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.