Tiempo de lectura: 2 minutos

La Comunicación, no tengas miedo a compartir información con tu Equipo

La mayoría se queja de la falta de respuesta y compromiso del Equipo, para y hacía la Empresa, achacando el motivo a diferentes factores; vaguería, desmotivación, la crisis, …

Pero, en un 80% de los casos el verdadero problema es la falta de comunicación.

Nos centramos en en sacar el trabajo y no hablamos con ellos, sino para amonestar y presionar.

Presiones, la mayoría de la veces, sin un objetivo claro.

Del tipo: «Hay que facturar más», pero sin dar pautas de como hacerlo, lo que crea frustración y desmotivación.

Recuerda, como propietario, Tú lideras el Equipo y eres quién marca el camino a seguir.

Vemos que hacen grupos entre ellos y que nos dejan al margen, algo que sentimos como un ataque directo.

La realidad es que estamos tan metidos en solucionar «otros» problemas, que no vemos la falta de diálogo con ell@s.

Marcamos una distancia, que con el tiempo, se vuelve contra nosotros.

Soluciones:

  • Una reunión de 20 minutos a la semana comentando progresos, solucionando pequeños problemas o informando sobre estrategias y nuevos servicios/productos.
  • Un grupo de WhatsApp (dejar claro que es de trabajo, no se comparten chorradas), donde compartir información y tendencias, sobre el salón y belleza.
  • En los ratos libres, compartir ideas y tendencias, saca temas de conversación y debate.
  • Sondea sus inquietudes e intégrate en su crecimiento profesional.
  • Cerrar una tarde de martes o miércoles (4 horas) para formación y comunicación.

Esquema de reunión de 20 minutos dividida en 4 bloques de 5′:

  • Introducción. Crea ambiente, información light y amena, relacionada con temas de peluquería, tendencias y nuevos productos o servicios.
  • Revisar objetivos de la semana anterior y mes, enfoque en lo conseguido.
  • Resolución de conflictos y problemas (si vemos algo que nos va a llevar más tiempo, programar una reunión posterior).
  • Despedida, resaltar puntos positivos de la semana anterior y motivar. Que nadie salga con mal sabor de boca.
    Podemos terminar alguna reunión con algún vídeo divertido de motivación, de los que encontramos en YouTube.

Recomendaciones

  1. Prepara la reunión antes.
  2. Imprime las estadísticas y tras la reunión, déjalas en el tablero de información del Equipo.
  3. Anota los puntos a tratar.
  4. Reserva el tiempo de la reunión, evita interrupciones.
  5. Lleva un cuaderno con las impresiones de cada reunión, las sugerencias del Equipo y los problemas a solucionar.
  6. Se constante, el mejor resultado se consigue haciendo una reunión semanal (también en verano).
  7. Si te comprometes a algo, hazlo.

Simplemente hablando y compartiendo verás como mejora el funcionamiento de salón, el Equipo trabajará más a gusto y tú disfrutarás más de tu negocio.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Cuando das más…

Y no estamos hablando de un café 😉

Hablamos de atención, de escuchar y de ser cada día un poco más profesional.

Atención es estar pendiente de las necesidades del cliente, en cuanto a su imagen, antes de que nos pidan nada.

Y ésto es posible cuando le escuchamos y observamos.

Mediante la formación continua le ofrecemos justo lo que necesita y en el momento adecuado.

El ve que estás al tanto de lo que se lleva y se siente expectante hacia tus propuestas.

Entonces ocurre el milagro y el cliente ya no es un cliente, es un fan tuyo, que hablará de ti como si fueras un mago y a quién recurrirá en sus momentos más especiales.

Cuando tienes un cliente así, el tiempo pasa más rápido y te olvidas del dolor de espalda y de pies.

Su mirada te hace sentir especial y la emoción que transmite es tu energía para seguir.

Ahora imagina que todos los clientes que entran en tu salón tienen esa mirada de anhelo por ti.

Es felicidad en estado puro, el premio por un trabajo bien hecho.

… Sólo por dar ese poco más.

¿Y cuánto te cuesta?

¡Nada!

Es gratis y es tu pasión, no tienes que ir a hacer un curso si no tienes tiempo o no te lo puedes permitir.

Tienes Internet, las revistas, la calle y tus clientes para «Observar» y «Escuchar»el mundo que te rodea.

Avanza día a día hacia «tu Excelencia».

Para sentirte reconocido.

Feliz!

Pero sobretodo para estar agusto por un trabajo bien hecho.

Y de hacer felices a los demás, porque al final es de eso de lo que tratamos.

Repartimos felicidad.

Tu Cliente solo busca que le escuches y que le entiendas, nada más, porque nadie escucha ya y porque tu eres especial.

Pero todo ésto ya lo sabes, ¿verdad?